Blog

Solucionar una fuga de agua

Pasos para frenar el derramamiento de agua

  • Corta enseguida las llaves independientes que suministran agua a la tubería
  • De ser necesario, cierra la llave principal de la tubería del agua
  • Si el contador de agua sigue marcando una vez los grifos estén cerrados o la llave de agua general este pasada, es posible que sea un problema con el aparato contador (De no ser este el caso, hay una fuga de agua no detectada en algún conducto)
  • Identifica el tipo de ruptura de tus tuberías (Algunos casos más grabes como las tuberías rotas en las paredes, ameritan la revisión de un profesional capacitado)
  • #1 Siempre cierra la válvula de agua de la tubería

    Esto es un paso importantísimo que no debemos olvidar. Si no lo hacemos, además de seguir gastando agua desmedidamente ¡Sencillamente el método de reparación no nos servirá de nada! Si no sabes donde se ubica llama al arrendador. En ciertos casos deberás cerrar la llave principal.

    #2 Drena y seca la tubería exteriormente

    Debes esperar hasta que toda el agua que ha quedado depositada dentro de las tuberías se seque. O simplemente drene un poco. Tras eso es esencial que identifiques el área donde se encuentra la fuga o gotera. Eso te permitirá ver también si es una gran grieta o un simple agujerito.

    Usando un trapo viejo y seco o una toalla seca muy bien el exterior de la tubería que se ha humedecido (Eso le dará más soporte a la masilla que usaremos posteriormente) antes de continuar permite que seque bien al aire para que no existan residuos de humedad. Para que no se pierda, marca con un rotulador indeleble.

    #3 Lija el área donde se ubica la fuga

    Toma una lija no demasiado áspera (La cual puedes conseguir en cualquier ferretería de tu localidad) y, después de identificar realmente donde está la fuga (Usando si es posible un rotulador indeleble) lija toda el área que se haya alrededor de la fuga.

    Al hacerlo, tanto la cinta, como la masilla epoxi se fijaran bien. Tener este punto muy presente te ahorrara muchísimo tiempo. Por ende, no te verás en la necesidad de repetir todo el  procedimiento. A muchos les ocurre, y todo por no hacerlo bien a la primera. Es mejor prevenir que lamentarnos luego.

    #4 Coloca cinta adhesiva

    Hecho esto, ya es momento de colocar la cinta adhesiva alrededor del tubo (Usa esta táctica cuando la fuga no sea muy enorme) Con sumo cuidado empieza enroscándola unas 2 pulgadas por debajo de la fuga. Sigue así hasta envolver completamente la tubería hasta 2 pulgadas por encima de la gotera.

    Algo bastante importante es que aprietes muy bien la cinta, para que esta no termine moviéndose de su lugar. Crea capa tras capa, sobre todo donde ya hayamos la gotera.

    #5 Empleemos la masilla epoxy

    Luego pasaremos a emplear un tipo de masilla epoxy muy moldeable. Es una especie de plástico termoestable que se endurece. Esta es resistente y lo suficientemente fuerte (Una vez se seca y solidificada) como para trabajar y resolver cómo arreglar una tubería que gotea.

    Cómprala en tu ferretería de confianza o tienda de suministros. Si no quieres salir de casa también la puedes pedir online en Amazon. Para ello te dejamos un link en el que puedes obtener una masilla epoxi de excelente calidad y a un precio ¡Muy bueno! Ojo, debes esperar hasta culminar el proceso para poder abrir la llave de nuevo. La simple cinta no aislará la fuga.

    Una vez la tengas, amásala bien usando las manos. Aplana la masilla epoxy con la palma de tus manos y ubícala en la tubería. Dándole la forma más adecuada para el tipo de fuga. Debes cerciorarte que esta quede bien fijada y adherida a la tubería. Quizás sea prudente frotarla varias veces antes de pasar al siguiente paso.

    #6 Espera que la masilla solidifique

    Cada material es diferente. Las empresas de limpieza de hogar siempre recomiendan seguir las instrucciones específicas del producto. No obstante, con la masa o masilla epoxy generalmente el tiempo de espera hasta que se endurezca es el mismo.

    Debes esperar alrededor de 1 hora (Al menos) para volver a usar el grifo o la tubería por donde estaba la gotera. Solo de esa manera el material se endurecerá desde las más profundas partículas. El éxito de este método dependerá de la fijación de la masilla.

    De lo contrario, la fuga puede aparecer en muy poco tiempo. Si lo has intentado muchas veces es posible que la fuga sea más grande de lo que debería y hay que cambiar el tramo de tubería. Lo puedes hacer tu mismo o contactar a las empresas de mantenimiento y limpieza. Estas logran reparar una tubería rápidamente.

    Ventajas de usar la masilla

    Visto hasta ahora la masilla es un adhesivo bicomponente. Es posible encontrarlas a nivel comercial en forma de barras que se amasan un componente sobre otro. Es dicha reacción química lo que permite que la masilla endurezca en pocos minutos. No tendremos que pasar largas horas reparando.

    Es lo bastante capaz de rellenar, sellar o reconstruir en poco tiempo. Incluso si no quieres que se note demasiado el exceso de masilla bicomponente,  la puedes lijar y pintar. En la ferretería hallarás unas más apropiadas para el metal y otras mejores para el PVC.

    Deberías consultar el tipo de tuberías que posees antes de comprar cualquier producto. En el mercado hay tuberías de cobre, de PVC, de CPVC, de acero inoxidable entre otras. Puedes consultar este post cómo quitar cal de las tuberías.Mira en este video Cómo arreglar una tubería que gotea.

No Comments

Leave a Reply

Levantamiento de planosArreglo de teja
CÓMO PONERSE EN CONTACTO

FORMULARIO DE CONTACTO


Si desea que nos coloquemos en contacto con o quiere solicitar información, cotización, o saber algo en especifico rellene el siguiente formulario y de inmediato nos colocaremos en contacto con usted.

Horario:

Lun-Vie: 8:00 am – 6:00 pm
Sab: 8:00 am – 3:00 pm

Telefonos:

+ 57 3213241977
541 64 21

Dirección:

Bodega
Cra 27 # 78 – 73
Bogotá – Colombia

ENVIAR CORREO